El gobierno británico ha sacado a España de la lista de países seguros para viajar y a partir de este domingo quienes ingresen provenientes del país tendrán que hacer una cuarentena de 14 días. Así lo anunció este sábado el ministerio de Exteriores, que además desaconsejó los viajes, excepto los esenciales, a la península. Aunque los desplazamientos a las islas Canarias y Baleares no están desaconsejados, las personas que regresen de estos destinos también tendrán que aislarse durante dos semanas. Las autoridades aclararon que quienes se encuentren actualmente en España no tienen que interrumpir su viaje, e hicieron una llamada a «seguir los consejos de las autoridades locales».

Inglaterra levantó la cuarentena a los viajeros provenientes de España el pasado 10 de julio, tras un mes con la medida en vigor, pero ha vuelto a ponerla en práctica cuando los brotes a lo largo del territorio español parecen indicar que el país está comenzando a sufrir una segunda ola del brote de coronavirus. Un portavoz del gobierno indicó que la decisión se tomó después de que el Centro Conjunto de Bioseguridad y de Salud Pública de Inglaterra hiciera una evaluación de la situación.

El primer ministro Boris Johnson había advertido que se podría dar marcha atrás en cualquier momento con respecto a la relajación de las medidas vigentes para evitar la propagación del covid-19 y que las excepciones a la cuarentena estarían en constante revisión. Este cambio supone un duro golpe para España, que es el primer destino turístico de los británicos, con cerca de 18 millones de visitantes al año, y que tenía puesta en este mercado su esperanza de salvar la temporada de verano.

El Ejecutivo escocés también anunció el cambio en un comunicado: «España será retirada de la lista de países seguros eximidos de los requerimientos de cuarentena debido a un incremento en el número de casos de coronavirus en los últimos días», señaló. El ministro de Justicia, Humza Yousaf, explicó que la decisión se debe a que los últimos datos de España suponen un «motivo de preocupación» y aunque reconoció que la noticia es «decepcionante», la justificó diciendo que el coronavirus está «todavía activo y sigue siendo mortal».

También Noruega anunció esta semana que los viajeros provenientes de España tendrá que hacer diez días de cuarentena, y Francia ha recomendado a su población evitar los viajes a Cataluña.

El gobierno de Boris Johnson instó a los empleadores a ser «comprensivos» con el personal que a partir de mañana tendrá que aislarse al volver. La cuarentena es estricta, así que quienes ingresen a Inglaterra, Escocia, Gales o Irlanda del Norte tendrá que declarar en un documento la dirección en la que permanecerán aislados y de donde no podrán salir ni quiera para comprar alimentos.

Fuente: ABC

Share This