Con la declaración del estado de alarma y la consiguiente limitación de movimientos muchos padres se vieron privados de seguir disfrutando sus regímenes de visitas tanto visitas inter-semanales como de fines de semana, incluso en supuestos de custodia compartida la misma también se interrumpió.

Pasado el momento más crítico de la pandemia y volviendo a la nueva normalidad, muchos padres se platean que pasa con esas visitas que no han disfrutado debido al estado de alarma o los periodos de custodia no disfrutados, pues bien, a fin de restablecer el equilibrio en el régimen de visitas habrá que estar a cada caso concreto, si bien la junta sectorial de jueces de alicante ha acordado reactivar los regímenes de visitas y a unificado criterios a fin ofrecer pautas generales de actuación.

A fin de restablecer el equilibrio se ha determinado que las visitas inter-semanales no se recuperarán, por el contrario, el disfrute de fines de semana alternos si serán recuperables, pero solo en parte. Es decir, de todos los fines de semana no disfrutados se recuperará la mitad como mínimo, se combinará la alternancia normal de fin de semana alterno, con la alternancia de recuperación de un fin de semana a dos, de modo que el progenitor custodio pueda también disfrutar de fines de semana en condiciones normales, no de confinamiento, esto se debe a que se tiene en cuenta las condiciones en las que el progenitor custodio ha disfrutado del menor que no han sido las condiciones normales de disfrute de un fin de semana, por lo que habiendo compartido tiempo no se han podido realizar las actividades propias del fin de semana.

Las vacaciones de Semana Santa no disfrutadas no serán recuperables puesto que durante el período vacacional escolar de Semana Santa no se han podido realizar actividades propias del período vacacional, por lo que, a efectos de restablecer el equilibrio, este período se computaría como si se tratase de período lectivo.

Por lo que respecta al restablecimiento del equilibrio en el régimen de guarda y custodia compartida, destacar que la declaración del estado de alarma no suspendió los regímenes de guarda y custodia compartida, al permitirse por el art.7.1.d) del R.D. 463/2020 la circulación por las vías de uso público, para el retorno al lugar de residencia habitual. Consecuentemente la falta de desarrollo por la voluntad unilateral de uno de los progenitores deberá recuperarse por el progenitor que se ha visto privado de desarrollar sus períodos de custodia, en su integridad.

Zumaquero Abogados, Javi Pascual.

Share This