El Gobierno atiende a las peticiones del sector y promete una temporada turística en verano con “orígenes y destinos seguros”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado que España reanudará en julio “la entrada de turismo extranjero en condiciones de seguridad”. “Habrá temporada turística este verano”, ha añadido en una rueda de prensa desde La Moncloa, en la que ha resaltado el “peso fundamental” de la hostelería y el turismo en la economía española, así como su “enorme prestigio internacional”.

De esta forma, el Gobierno atiende el clamor del sector turístico, el de mayor peso en la economía española, y lanza un mensaje claro de confianza para recuperar a los visitantes extranjeros, tras las medidas restrictivas adoptadas, aún en vigor, como el establecimiento de una cuarentena de 14 días para los viajeros que vengan de otros países mientras dure el estado de alarma.Aerolíneas, hosteleros y, en general, todo el sector turístico habían alertado de que los grandes turoperadores extranjeros estaban mirando hacia otros países como Italia, Portugal o Grecia para retomar sus reservas este verano por la incertidumbre generada en España ante la falta de planes concretos de las autoridades para la desescalada.

Ahora bien, el Ejecutivo no quiere que esa apertura de fronteras se produzca de forma prematura y masiva sin antes adoptar las necesarias garantías para evitar un rebrote de la pandemia por la importación de contagios desde el exterior, como ha ocurrido en China o Corea del Sur. “Tenemos que ir con mucho cuidado sobre cómo la persona que viene no corre riesgo porque llega a un destino seguro, y al mismo tiempo no supone un riesgo para la población local”, aseguró Sánchez, que precisó que el Gobierno trabaja sobre “orígenes y destinos seguros”.

En este sentido, fuentes del Ejecutivo señalaron a este diario que el Ministerio de Transportes negocia con los países que más turistas aportan (Alemania, Reino Unido, Francia e Italia) el establecimiento de corredores seguros entre países, con protocolos comunes de seguridad, con el fin de garantizar la libre circulación de viajeros con esos países y evitar cualquier medida unilateral como la cuarentena.

El presidente ha reivindicado el compromiso del Gobierno con el turismo con una declaración de intenciones que el sector turístico le estaba pidiendo a gritos. “Ha llegado el momento”, ha asegurado Sánchez. “Tenemos el propósito de garantizar la reactivación del turismo nacional de cara a esta misma temporada de verano”, añadió en su intervención desde el Palacio de La Moncloa en la que destacó que España recibe cada año a más de 80 millones de visitantes. “Los turistas extranjeros pueden desde ya también planificar sus vacaciones en nuestro país”, ha concluido.

«Garantizaremos que los turistas no correrán algún riesgo y no nos traerán ningún riesgo. No hay contraposición entre salud y negocios. El turismo español tendrá ahora dos nuevos sellos: sostenibilidad medioambiental y seguridad sanitaria», ha puntualizado.

Llamamiento al turismo nacional

El jefe del Ejecutivo ha invitado a “todos los establecimientos turísticos, a los bares y restaurantes, a los destinos de playa y de interior a que se preparen desde hoy para reanudar su actividad en pocos días”.

También les ha pedido que estén listos “para acoger a los españoles que quieran disfrutar de estas vacaciones en cualquiera de los formidables destinos que ofrece nuestra geografía”, en un claro llamamiento para fomentar que los ciudadanos opten esta temporada destinos nacionales para reactivar la economía y «aprovechen las maravillas de la oferta nacional”. “Muchos podrán hacerlo de finales de junio en adelante”, ha subrayado.

Este anuncio llega después de que esta semana se supiera que la actividad turística, que genera más del 12% del PIB en España, se quedó en abril reducida a cenizas por la crisis sanitaria. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las pernoctaciones, los viajeros y los ingresos (tarifa media diaria e ingreso por habitación disponible) fueron cero en ese mes. También fue nulo el número de establecimientos abiertos, plazas ofertadas y habitaciones disponibles.

Sánchez ha admitido los “meses muy duros” que ha atravesado el turismo, pero también ha recordado que ha sido el sector más beneficiado por las líneas de crédito ICO, de las que ha recibido 6.441 millones de euros. También dijo que ha sido el más beneficiado por los ERTE, con 917.704 trabajadores afectados. “Casi tres de cada diez trabajadores protegidos por los ERTE corresponden a las actividades de hostelería y turismo”, ha añadido.

Clamor del sector

Desde que el Gobierno decretara la cuarentena para los viajeros del exterior el pasado 15 de mayo, la patronal del sector Exceltur alertó que la medida supondría «arruinar» la temporada de verano y la condena al cierre a miles de establecimientos y negocios que viven del turismo europeo.

La medida se agravó por el anuncio de otros países competidores como Italia, que abrirá la puerta a los turistas el próximo 3 de junio y sin ninguna cuarentena, o de Grecia, que recibirá viajeros extranjeros a partir del 1 de julio sin ningún aislamiento. El desvío de reservas desde España a esos países hizo que Exceltur exigiera al Gobierno una rectificación urgente para evitar “la desbandada de turistas hacia otros países de nuestro entorno”. El turismo es la principal actividad económica de España. En 2019, llegaron 83,7 millones de turistas extranjeros, que se dejaron 92.278 millones de euros.

Fuente: El Pais

Share This